Preludio por Estefanía

Letra y música: Eduardo “Negrín” Andrade  
Arreglo: Ddaniel Bosters  

Quinteto Tiempo

Preludio por Estefanía

Estefanía Luna, madre de mi Negrita a quien pude conocer allá, en medio de los parrales en Carpintería, San Juan (“Negrín” Andrade)

Estefanía, su parral ronda
y qué bien le quedan
los olivos que hacen sombra.
Piensa y repiensa en sus muchachos
que luchando están
con el salitre y una bruma.

Si son sus ojos de cuyunche
quienes hablan más
que los silencios de la luna.
Y Estefanía vuelve
al ardoroso canto
que alumbró su juventud.

Vengo ofrecerte amores,
¡Oh! Sanjuanina,
aquí, donde sólo es el aire
el dueño de tus suspiros,
cogollos de tus antojos.
Aquí, en los parrales…

hay un calor de piedra sobre la arena,
que irá a entibiar tu camino.
Mi rancho te dará sombra…
tus sueños son mi destino…
Por ti llora mi trova de amor,
Por ti…

Recitado:
Estefanía se hunde en el paisaje aquel, pensando
en tiempos buenos que han pasado, y anda de nuevo cabalgando
en el salitre cruel, que algunos sueños le ha quemado.
Cada vendimia le dejó un hijo más que el sol bendijo junto a los sarmientos…
Y Estefanía abuela, siempre quiere estar cuidando el sueño del parral…


Cuyunche: gente cuyana