clearpixel

Crónica rafaelina

La Opinión, Rafaela, Santa Fe. Argentina

2006/08/08, 8 de agosto de 2006

Quinteto Tiempo

El ser humano, cuando emprende una tarea cualquiera, convencido así mismo que la decisión tomada es la correcta, y encamina todos sus sentidos hacia la concreción de esa determinación, acompañando con firmeza y presencia de ánimo el trabajo, con seguridad concretará materialmente el proyecto inicial, cuyo principio fue la idea. Y si a este único y solitario mortal le anexamos pluralidad, con más razón el éxito se hará presente, perdurando esa tarea a través del tiempo, en la medida en que el grupo nutra ese inicial designio con trabajo, aguante, tolerancia y sentido grupal de desarrollo.
Eso es lo que el Quinteto Tiempo dejó expresado a través de su primera presentación en Rafaela, el sábado 5 en el Centro Cultural Municipal, pues este grupo, nacido allá por 1965, y que desde 1972 no presenta cambios en sus integrantes, incluido su arreglador, mostró una amalgama, que sólo el largo trabajo en conjunto puede concretar a la perfección. Sin utilizar armonías alejadas, ni extravagantes atonalidades, que a veces desvirtúan la idea original del autor, lograron cautivar y embelesar al auditorio, a través de un repertorio cuidadosamente elegido, que abarcó, tanto temas de nuestro acervo nativo y ciudadano, como obras de indudable relieve de compositores latinoamericanos.
Voces claras y precisas, a pesar del lógico desgaste que implica el paso del tiempo y el trabajo vocal, donde la desafinación no ostenta presencias de ningún tipo, demostrando que, si se quiere alcanzar una larga trayectoria exhibiendo sobre las tablas una voz limpia, sana y pura, es necesario cuidar y trabajar el aparato vocal con mucho cuidado: (textuales palabras de sus integrantes, "ninguno de los cinco fumamos"). Además, y esto es sumamente importante en estos indecisos y confusos momentos que nos tocan vivir, nos dejaron una ilustrada lección de erudición y conocimiento sobre cada tema que interpretaron, sin interferir las explicaciones con palabras soeces o de doble sentido, donde suele emplearse el erotismo chabacano a efectos de buscar el favor del público, en desmedro del lenguaje correcto y la buena educación.
Otra buena elección del Proyecto Cultural Mi País Mi Continente. Otra muestra del porqué nuestra zona aparece como una isla de cordura dentro de una sociedad cada vez más incivilizada. Sólo con más cultura saldremos del pozo y la oscuridad en que esta incertidumbre nos sumerge. Sólo con mayor convencimiento en pos del laborioso cultivo del saber, fructificará la luz en mayor cantidad de corazones... ¿Somos un puñadito? Recordemos al gran espíritu de don Atahualpa Yupanqui: "La arena es un puñadito, pero hay montañas de arena".

Antonio Fassi
 

Ir a la página inicial
Opiniones