clearpixel

El Ágora

2003/09/03, 3 de setiembre de 2003


Les pegó la prolongada ausencia. Pasaron décadas sin visitar El Salvador, pero este año ya vinieron dos veces. El grupo argentino Quinteto Tiempo se encuentra en el país para realizar una gira dentro en todo el territorio salvadoreño y promocionar su nuevo disco "Somos lo que éramos, éramos lo que somos". Los "Quinteto" visitaron durante su recorrido, de casi diez días, las ciudades de Apopa, Nejapa, Quezaltepeque (donde fueron declarados ciudadanos ilustres), Mejicanos y Perquín, acompañados del cantautor nicaragüense Luis Enrique Mejía Godoy y el grupo salvadoreño Exceso de Equipaje.

"Esto nos ha ayudado mucho a recordar momentos como cuando cantamos en el atrio de Quezaltepeque, de una Iglesia que ya no está más. En esa ocasión fuimos traídos de la mano de dos sacerdotes de apellidos Arévalo y Trejo, en el año setenta y cinco", explica Alejandro Jáuregui, el poeta del Quinteto y dueño de la voz más grave del grupo.

Los argentinos llegaron a El Salvador auspiciados por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos y la cancillería argentina y se reencontraron con el público en las instalaciones de la UCA, donde dieron por iniciada su expedición por "esta tierra generosa", como ellos llaman a El Salvador.

Se llevan nuevas historias, narradas con un gran sentido del humor. "Algo gracioso que nos pasó fue que una de las funciones, llamamos a uno de los muchachos de exceso de Equipaje para que cantara con nosotros. Cuando subió al escenario tropezó y aterrizó con un golpe que podía haber sido increíble pero la gente ha aplaudido a rabiar. Ahora le hemos pedido que repita el mismo efecto para las otras funciones", declaró Jáuregui.

¡Ché, pibe! ¡Cuánto tiempo!

La primera vez que el Quinteto Tiempo visitó El Salvador, en 1975, la crisis social que llevaría al país a una guerra civil de doce años apenas empezaba a cobrar sus primeras víctimas.
La Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA) fue la mediadora del primer contacto entre argentinos y salvadoreños. Luego de esta presentación, con la que rápidamente entraron en el gusto musical de un sector del público joven de aquel entonces, volvieron en contadas ocasiones.

La misma crisis social los alejó de estos escenarios que apenas empezaban a conocerles. Sin embargo, a pesar del tiempo y la distancia, quedaron en la memoria.

"Lo nuevo de estos días es que hay otra coyuntura política, social e institucional; pero no es nueva la actitud de lucha del pueblo salvadoreño. Ahora, el gran cambio es institucional, al menos a mi punto de vista. Pero lo que creo yo que sigue vigente, y que diría yo que se acentuó mucho más en Argentina luego, es la situación de desigualdad social", declara Ariel Gravano, guitarrista y percusionista del Quinteto.

El tiempo ha sido su aliado con el correr de los años, pues las antiguas generaciones no los han olvidado y las nuevas ya los están conociendo. Según Gravano "durante todo este tiempo, la imagen que quedó del Quinteto es una imagen acústica, gracias a las cintas y a la grabaciones caseras".
"A esta altura", agrega Ariel, "nosotros podemos estar orgullosos de decir que no lo planificamos pero sí nos preparamos para ello, desde las primeras canciones". Gravano confiesa además la relación especial con El Salvador. "El amor que nosotros recibimos y que alguna manera brindamos de nuestra primera llegada hace ya más de treinta años, es amor de un sector del pueblo salvadoreño, yo diría el más amplio de todos los países donde nosotros hemos estado". Según él desde aquel momento ese sentimiento "se ha mantenido o se reverdeció a pesar de la desconexión física que tuvimos durante un periodo muy largo".

La gira continúa

Luego de terminar su gira por suelo salvadoreño, el Quinteto Tiempo se dirigirá a Panamá, en noviembre. También han sido invitados a realizar giras en Paraguay, Venezuela, Guatemala y Costa Rica, en los próximos meses.

El Salvador tendrá que esperar un poco más para poder volver a verlos. Por ahora se trata de darle tiempo al Tiempo, al menos por unos cuantos meses. Alejandro Jáuregui adelanta que de ahora en adelante visitarán con mayor frecuencia nuestro país, debido "al amor que nos profesa el público salvadoreño". Jáuregui asegura que regresan a El Salvador para la celebración del Festival Verdad en 2005, que organiza la UCA en el mes de marzo.

Diego Murcia/Fotos de Walter Sotomayor

Ir a la página inicial
Opiniones