clearpixel

"Reivindicamos eso que aprendimos"

Diario CoLatino - San Salvador

2003/10/07, 7 de octubre de 2003

Por Flor Artiga
Era 1975 y en El Salvador la situación comenzaba a ponerse difícil. Era un momento trascendental de grandes decisiones y de grandes luchas. En esas condiciones llegó al país Quinteto Tiempo, un grupo de folclor argentino que apenas tenía tres años de haber comenzado su formación profesional en escenarios.

El primer contacto con el público lo tuvieron en la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), durante un festival al cual habían sido invitados por un grupo de actores argentinos. El recibimiento no pudo ser mejor, y hoy, 28 años después, salvo algunas excepciones, parece que el tiempo no pasó. En el mismo lugar, rostros y corazones deseosos de esperanza se reencontraron con Alejandro Jauregui, Eduardo Molina, Ariel Gravano, Rodolfo Larumbe y Santiago Suarez, quienes integran el quinteto.

Jauregui, poeta del grupo (entre otras funciones), recuerda que El río está llamando, Te recuerdo Amanda, El pueblo unido jamás será vencido y Canción con todo, se convirtieron en esa época en un llamado.

"Por casualidad o no, venimos a acompañar ese momento, ahora hay otro momento y es el de apuntalar todos los acuerdos hacia la paz, que las democracias sean verdaderas", expresó Jauregui, durante una charla sostenida como parte de la gira por Centroamérica que hace algunos días iniciaron en el país.

¿Cómo ven ustedes la juventud de ahora comparada con la hace treinta años? ¿Está menos comprometida?
No sabemos eso, pero hay algo que sí sabemos, porque hay jovenes que vienen a nuestros conciertos porque sus padres les contaron. Hay dos cosas que son el pasado y el futuro, cuando están claras hacen un caminito.

¿América Latina va camino a la democracia?
Hay tantas cosas increíblemente malas que han sucedido en los últimos años que provocan desazón y provocan un empobrecimiento de su esperanza y hay otras que provocan alguna esperanza.

¿Cómo enfrentan el hecho que al parecer, si no están constante en los medios no existen?
La música y las expresiones artísticas es cierto, si no pasan por la televisión, si no tienen un video clip, si no tienen la posibilidad de hacer un DVD y cada vez crecer más tecnológicamente pareciera que la obra no vale, eso va a tener un techo. Hay músicos muy consagrados que han vuelto a lo acústico y han vuelto a tocar en lugares más íntimos porque lo necesitan.

¿Será que ya no hay muchos músicos con sensibilidad?
No, no se acabaron, son músicos, tienen sensibilidad… ellos expresan la sensibilidad popular y creo que por eso no hay que perder algunas cosas que han hecho otros, para no creer que estamos solos y que nacimos en un repollo.

¿Cómo ven el tipo de música que ustedes interpretan en una sociedad que está tan globalizada?
Alguna vez en un país preguntamos y nos pareció que no tenían música folclórica y nos contestaron que esa música la consumían únicamente los turistas, nos pareció que el que viene de fuera quería encontrarse con canciones que le hablaran como referencia en el tiempo. Esta también es una reinvindicación, poner la música típica tradicional de un país adelante.

¡Es fantástico!, nosotros estamos de nuevo en El Salvador porque mandamos un correo. Por un lado nos separan y por el otro nos dan las armas para encontrarnos, eso es lo que nos brinda la globalización.

Respecto a sus canciones, ¿nunca han hecho algo nuevo a partir de la crisis en Argentina, en la que expresen su descontento hacia ésta?
Nunca cantamos algo que sea contingente, hablar del hoy con palabras tal cual, nosotros tendríamos que decir '¡vivan los piqueteros!', que son los que cortan los caminos al trabajo. Los piqueteros saben que decirles 'Todas las voces, todas' o 'El pueblo unido jamás será vencido', son mensajes de toda la vida. Nuestro último disco es «Somos lo que eramos», ahora vamos a hacer 'Eramos lo que somos', porque reivindicamos eso que a nosotros nos dio el nacimiento, lo que aprendimos.

La gente quizá quiera saber su opinión sobre el momento que atraviesa argentina, ¿ya pasó lo peor?
Argentina está en un momento rarísimo. Los saqueadores de siempre eligieron una oportunidad de poner a alguien que nadie esperaba se pusiera del lado de la gente. Talvez este señor se encuentre con otro señor que se llama Lula, con otro señor que se llama Chávez, con otro señor más viejito que se llama Castro, que han anunciado cosas distintas para que juntos podamos decir a Estados Unidos y Europa tengan en cuenta nuestras necesidades.

Ir a la página inicial
Opiniones